En La Paz y Cochabamba no aflojan la restricción del uso de barbijo; Santa Cruz mantiene su uso obligatorio

Compartir Noticia

Las ciudades capitales de La Paz y Cochabamba continuarán usando el barbijo como una medida de bioseguridad para protegerse del Covid-19, anunciaron este lunes sus alcaldes. 

Tanto Iván Arias, como Manfred Reyes Villa coincidieron que, durante el invierno, no es recomendable abandonar el barbijo, pues pueden producirse contagios de otras enfermedades estacionales, como los resfríos.

En conferencia de prensa con los medios de comunicación paceños, Arias recordó que el ministro de Salud, Jeyson Auza se había comprometido a poner en vigencia, una vez más, la exigencia del carné de vacunación para realizar trámites. A su juicio esa medida puede ayudar a acelerar la vacunación, que se ha detenido “drásticamente”.

“He pedido el fin de semana que la Secretaría de Salud haga una reunión del Comité Científico y la conclusión de este es que, por lo menos hasta después de invierno, no nos saquemos el barbijo”, manifestó Arias.

En tanto, que Reyes Villa, dijo a Los Tiempos: “Creo que es importante continuar todavía con las medidas de bioseguridad. Esta mañana hemos recibido un informe médico científico que nos dice que, en la época de invierno, deberíamos seguir utilizando el barbijo, porque bajan las defensas, para evitar que este virus otra vez se vuelva a propagar en Cochabamba”.

“Creo que lo fundamental es incrementar los niveles de vacunación a nivel departamentalmente y a nivel nacional”, remarcó el alcalde paceño.

Según el Ministerio de Salud, en su reporte epidemiológico semanal, solamente Cochabamba y La Paz se acercan al 80% de vacunación contra la Covid-19 con esquema completo, según un ranking de los niveles de inmunización en ciudades capitales (más El Alto).

Los datos de esa cartera de Estado indican que Santa Cruz ocupa el séptimo lugar, con 72% en primeras dosis, 59,6% en segundas y 11.6 % en terceras dosis. 

El COEM cruceño se reunió la tarde de este lunes para determinar las restricciones que regirán en ese municipio del 10 al 16 de mayo; contrariamente a lo anunciado en relación con que la obligatoriedad del uso del barbijo en espacios abiertos podía ser levantada, esta medida se mantiene. En la resolución presentada por el COEM se refuerza la exigencia de cumplir con «todas las medidas de bioseguridad vigentes».

“Los índices de contagio por el momento son muy bajos y la tasa de letalidad ha disminuido considerablemente, pero para flexibilizar las medidas de bioseguridad debemos optimizar los porcentajes de vacunación”, reflexionó Auza en conferencia de prensa, este lunes. Además manifestó que pese a que, hasta la fecha, los indicadores son esperanzadores en el país, la “pandemia no ha concluido”.

FUENTE : EL DEBER


Compartir Noticia

Comentarios