Autoridades de salud creen que es equivocado aflojar el barbijo y piden reflexionar a los municipios

Compartir Noticia

Ante el anuncio de los municipios de Santa Cruz de la Sierra y Sucre, de suprimir la obligatoriedad de utilizar el barbijo en espacios públicos, autoridades nacionales y departamentales de Salud se pronunciaron pidiendo todo lo contrario.

“Queremos pedir a la población mantener las medidas de bioseguridad, mantener el barbijo, el lavado de manos y el distanciamiento social porque la pandemia aún no se ha ido del departamento, ni del país”, expresó el secretario departamental de Salud y Desarrollo Humano de Santa Cruz, Fernando Pacheco.

La autoridad insistió en que si se decide suspender el uso de los barbijos en espacios abiertos, se debe analizar que estén dadas las condiciones y no se tengan aglomeraciones de personas. Además, enfatizó en que es inoportuno que los niños dejen de usar el barbijo durante el recreo, especialmente en época de invierno, cuando circulan otras enfermedades virales como la influenza.

“Tenemos que ser muy serios y muy responsables y ver de fondo y forma qué es lo que tenemos que anunciar y recomendar a la población”, cuestionó Pacheco.

En la misma línea, el ministro de Salud, Jeyson Auza, pidió a las autoridades municipales de Sucre y Santa Cruz de la Sierra revisar las medidas asumidas para no dar una falsa sensación de seguridad a la población.

Remarcó que si bien estamos en un momento donde los casos han disminuido considerablemente, como autoridades no pueden generar un mensaje de que la pandemia llegó a su fin.

“Es importante decirle a la población que no podemos tener una sensación de que la pandemia ha concluido», enfatizó.

Se aproxima el invierno

Auza recomendó que ante la aproximación de la época de invierno es momento de extremar las medidas de bioseguridad y “cualquier resfrío debe ser sospecha de Covid-19”, por lo que se debe acudir a un centro médico para descartar la presencia del virus.

Asimismo, Pacheco pidió a los padres y madres de familia que le insistan a sus hijos de no aflojar el uso del barbijo en sus colegios y de llevarlos a los centros de salud para aplicarse las dosis anticovid, ya que la capital cruceña aún se encuentra por debajo del 53% del índice de vacunación.

FUENTE : EL DEBER


Compartir Noticia

Comentarios