Arce apela a Allende y espera que Boric ponga fin al enclaustramiento

Compartir Noticia

En su discurso por el Día del Mar, el presidente Luis Arce citó a Salvador Allende, expresidente socialista de Chile, y manifestó que espera que su homólogo el izquierdista Gabriel Boric, que preside un gobierno progresista, le ponga fin al enclaustramiento nacional.

El mandatario, en un acto realizado en la plaza Abaroa, también reivindicó el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y expresó que abre un nuevo escenario en el diálogo bilateral.

“Hacemos un llamado al gobierno de la hermana república de Chile a hacer suyas las palabras de Salvador Allende y que se mantienen vivas en el corazón de muchas hermanas y hermanos chilenos: ‘Chile tiene una centenaria deuda con Bolivia y estamos dispuestos a emprender una solución histórica. Bolivia retornará soberana a las costas del Pacífico’”, indicó.

El mandatario citó las palabras que le dijo Allende al escritor Néstor Taboada Terán  días después de asumir en La Moneda. Allende fue un líder izquierdista, cuyo gobierno fue derrocado por un golpe liderado por Augusto Pinochet. 

“Estamos seguros -agregó Arce- que más temprano que tarde se rectificará la injusticia de nuestro enclaustramiento y reconstituiremos nuestra relación ancestral y soberana con los mares, derecho con el que nacimos como Bolivia y al que nunca renunciaremos”.

El acto comenzó cuando Arce arribó a inmediaciones de la plaza Abaroa, a la cual ingresó flanqueado por el vicepresidente David Choquehuanca; el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, y el presidente de Diputados, Freddy Mamani.

Durante su discurso, el jefe de Estado subrayó que de forma reciente asumió en Chile como presidente Boric, quien lidera un gobierno progresista, lo que se suma a la constituyente que se desarrolla en ese país para cambiar su texto constitucional. 

“Recientemente ha asumido la conducción de nuestra hermana república de Chile un gobierno progresista y el pueblo chileno avanza en una histórica asamblea constituyente, por lo que hacemos votos para que bajo el liderazgo del hermano presidente Gabriel Boric se ponga fin al enclaustramiento del pueblo boliviano, una herida abierta en nuestra patria grande  desde hace 143 años”, sostuvo Arce.

Ambos mandatarios se reunieron en Chile el 11 de marzo pasado, el mismo día en que Boric tomó posesión del cargo. Tras el encuentro, Arce indicó que le planteó a su homólogo una agenda que incluye el tema mar y el uso de las aguas internacionales.

 Sin embargo, el 14 de marzo, Boric sostuvo que la soberanía de su país no se negocia, pero ofreció reanudar las relaciones bilaterales.  “Chile, por supuesto, no negocia su soberanía, como me imagino no hace ningún país”, aseguró entonces.

Ayer, Arce sostuvo que el restablecimiento de relaciones diplomáticas “sólo se podrá dar en el marco de la solución al tema marítimo pendiente”, y agregó que Chile es consciente que el encierro boliviano es una de sus faltas internacionales más graves.

Las relaciones bilaterales están rotas desde 1978, cuando Bolivia decidió dar ese paso debido a que la negociación con Chile, que quedó para la historia como el Abrazo de Charaña, terminara estancada.

Arce también reivindicó el fallo de la CIJ, del 1 de octubre de 2018, y lo llamó “sentencia”, algo que contrasta con la palabra “informe” que utilizaba  para referirse a ese veredicto  el expresidente Evo Morales, quien interpuso la demanda ante La Haya.

“La CIJ, en su sentencia del 1 de octubre de 2018, dejó claro que existe una larga historia de diálogos, intercambios y negociaciones orientadas a identificar una solución apropiada a la situación de mediterraneidad de Bolivia, posterior a la Guerra del Pacífico y al Tratado de 1904, sin que hasta la fecha se haya logrado resultados concretos”, aseguró el mandatario.

Arce agregó que el fallo de la Corte “lejos de las interpretaciones derrotistas, abre un nuevo escenario en el diálogo bilateral, en el que el ciclo de enfrentamientos se ha cerrado y se apertura una fase de acercamiento, basado en la integración de los pueblos hermanados, a través del diálogo, la cooperación y la complementariedad”.

Al terminar el acto, el senador oficialista Leonardo Loza destacó el discurso de Arce y subrayó el llamado que hizo a Boric para que incida en el tema.  “Un discurso tranquilo, un discurso de trabajo, un discurso de agenda, un discurso de llamado a nuestro hermano gobierno de Chile para que pueda poner sus buenos oficios para resolver esta demanda histórica que tiene el pueblo boliviano”, sostuvo el legislador.

En tanto que Alejandro Reyes, diputado de Comunidad Ciudadana, indicó que hay improvisación en el gobierno, dado que Arce fue a Chile, a la toma de posesión de Boric, “pensando que iba a mejorar la condición nuestra con respecto al tema de la soberanía en el Pacífico”, sin embargo, tarde se dio cuenta de la dura realidad. “Nuestras relaciones exteriores cada vez son más amateur”, afirmó. 

En el acto oficial, las distintas instituciones del Estado, ministerios y sectores sociales realizaron ofrendas florales a los pies del monumento a Eduardo Abaroa. No hubo desfile.

FUENTE : PAGINA SIETE


Compartir Noticia

Comentarios