Sucre no coordinó y la ciudad no acató el paro; en Oruro se trabajó.

Compartir Noticia

Sucre vivió una jornada relativamente normal. No hubo coordinación y el paro convocado no tuvo efecto. La Gobernación de Chuquisaca acató la medida, pero lo confirmó a último momento, por lo que no hubo adhesiones. Un grupo de cívicos llamó a bloquear algunas calles, pero tampoco hubo respuesta. En la ciudad de Oruro no se acató el paro y todo transcurrió con total normalidad.

En la capital del Estado solo no atendieron las reparticiones que dependen de la Gobernación chuquisaqueña. Eso pasó también con algunos hospitales que son de la institución regional. Por lo demás, todo transcurrió con normalidad, según reporte del diario Correo del Sur.

El transporte público trabajó con normalidad. Lo mismo los comercios y mercados. También las entidades financieras. La población se movilizó a sus fuentes laborales y solo la Gobernación de Chuquisaca acató el paro. Eso ocasionó que no haya adhesiones.

El Comité Cívico de Defensa de los Intereses de Chuquisaca (Codeinca), que es liderado por Roger Amador, convocó a bloquear las calles de la capital; sin embargo, la respuesta fue casi nula, salvo un pequeño punto de bloqueo instalado en la plaza 25 de Mayo, que de inmediato fue levantado por la misma población y el sector transportista.

El gobernador de Chuquisaca, Damián Condori, había dicho que no iba a acatar el paro, pero el domingo se decidió por impulsarlo. Amador dijo que no hubo coordinación con las instituciones de la capital para desarrollar puntos de bloqueo.

“El paro es perjudicial y no se puede jalar de los cabellos a la población para que acaten el paro. Pero bueno, fue decisión de la población no llevar adelante la medida. Tendremos reuniones para evitar que se apruebe la ley contra la legitimación de ganancias”, aseguró Amador.

Oruro, solo una marcha

En Oruro solo se evidenció una marcha de los gremiales, quienes están en contra de la norma. Los demás sectores trabajaron con normalidad, como los transportistas y negocios privados.

El presidente del Comité Cívico de Oruro, Germán Delgado, afirmó que su sector está en contra del paro debido a que las instituciones orureñas no aprobaron que la medida sea ejecutada en plena pandemia de coronavirus.

“Un paro no es viable porque perjudicaría a varios sectores que están queriendo recuperarse de la pandemia. Estamos avanzando de a poquito en la reactivación económica”, dijo Delgado.

En Oruro la Alcaldía de la capital es dominada por el Movimiento Al Socialismo (MAS). Lo mismo pasa con la Gobernación del departamento.

Fuente:ElDeber


Compartir Noticia

Comentarios