Facebook y WhatsApp, una dependencia muy riesgosa.

Compartir Noticia

El pasado lunes, con la caída de Facebook, WhatsApp, Instagram y Messneger    miles  de estudiantes dejaron de recibir sus tareas, centenares   de negocios y personas se quedaron incomunicadas  y un sinfín de empresas y vendedores perdieron su vitrina virtual. El apagón de estas plataformas  evidenció una dependencia riesgosa a un grupo de herramientas centralizadas   en una sola compañía que  genera vulnerabilidad.

Por más de siete horas los usuarios sufrieron una caída en cascada que limitó su espacio virtual, porque las cuentas de Facebook  son usadas como medio de autentificación para otras plataformas. Los fallos, según  comunicó la empresa ,  se debieron a unos “cambios defectuosos” en los servidores. No es la primera vez que suceden este tipo de inconvenientes, ya en de 2019 hubo un caída que duró 14 horas.

“Hay una dependencia, muchos vivimos de Facebook  y del login, que es la autentificación para otra plataforma. Pero si vemos el impacto, este fue mayor en la parte americana, porque gran parte de Europa   no dependen mucho de Facebook y la  estructura centralizada”, indicó el ciberactivista Tonny López. 

Mediante un comunicado, la Fundación Internet Bolivia recordó a la población  que el internet se ha vuelto más vulnerado debido a la dependencia a la infraestructura y servicios centralizados. “Cuando éstos caen, generan  impactos en nuestras actividades, desde el estudio, trabajo, ocio y más”.

De hecho, lo sucedido reavivó el debate sobre el monopolio de las redes sociales que le da a una sola compañía o persona  el control sobre la comunicación y actividades cotidianas de gran parte de la población mundial y los problemas de ciberseguridad que esto genera. Y es que en este tipo de estructuras si se cae una plataforma, se caen las demás y nada sirve.

Es, en dichos pupulares, poner todos los huevos en una sola canasta. Pero es necesario que los usuarios también tomen consciencia de esto.

“Es preciso repensar al internet  como un servicio esencial. Por lo mismo, las entidades públicas y privadas no deberían usar formas de autentificación basadas en estos servicios centralizados, y como usuarios y usuarias  debemos ser conscientes de la dependencia que estamos generando”, se señaló desde Internet Bolivia.

Usuarios  en Bolivia

Según el  informe  Digital 2021 realizado  por We Are Social y Hootsuite, hasta enero de este año  en Bolivia había unos 8,2 millones de usuarios de redes sociales. Se identificó un incremento de 9,3%, (700 mil  nuevos usuarios), en relación a 2020.

De acuerdo al documento, los consumidores de  Facebook en el país llegan a  7,7 millones, es decir más del 90%. De este universo,  el 47,4% se identifican como  mujeres  y  52,6% como varones.

El 98,8% de los usuarios acceden a la plataforma mediante un  teléfono inteligente. Solo el 1,2% accede -de forma exclusiva- mediante  una  laptop o una computadora de escritorio. Los que acceden desde ambos dispositivos llegan al 17%. Esta es la muestra de los esencial que se volvió la plataforma en nuestras vidas.

En el caso de Instagram, se estima que hay  1,5 millones de usuarios, el 53% se reporta como  público femenino y el 47% como masculino.

Asimismo, según la Encuesta nacional de opinión sobre las TIC de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación,   WhatsApp acapara el 91% de los internautas bolivianos. Es decir que  casi la totalidad de la población digital se comunica mediante este sistema de mensajería.

Leny Chuquimia / La Paz


Compartir Noticia

Comentarios