Johnson & Johnson retira cinco cremas solares tras detectar elemento cancerígeno.

Compartir Noticia

La compañía informó que en 5 de sus productos para la protección solar se encontró benceno, una sustancia que en cantidades altas puede producir cáncer. J&J pidió a sus consumidores que no los usen por precaución.
Johnson & Johnson anunció el miércoles (15.07.2021) que retirará cinco de sus productos de protección solar tras detectar que algunas muestras contenían niveles bajos de benceno, una sustancia química que puede causar cáncer si se tiene una exposición reiterada.

Los productos que incluyen la decisión, y que están envasados en latas de aerosol, son el protector solar Aveeno Protect + Refresh, y cuatro versiones de protector solar de Neutrogena: el Beach Defense, el CoolDry Sport, el Invisible Daily Defense y el UltraSheer.

La empresa de atención sanitaria señaló que se encontró la presencia del benceno luego de unas pruebas realizadas por J&J y un laboratorio independiente. La compañía investiga cómo es que la sustancia química llegó a los productos.

J&J indicó que está trabajando para que se retiren todos los lotes de los cinco productos de los estantes de las tiendas. Pidió a los consumidores que dejen de utilizar los protectores solares inmediatamente, y dijo que los clientes pueden obtener un reembolso llamando a su centro de atención al consumidor. Hay más información disponible al respecto en los sitios web de Neutrogena y Aveeno.

La compañía señaló en un comunicado que «no se prevé que el uso de estos productos cause consecuencias adversas a la salud», y que decidió retirarlos de manera voluntaria como «medida de precaución». En el comunicado también se señala que la gente debería utilizar otro filtro solar para protegerse del melanoma, un tipo de cáncer de piel.

El benceno es una sustancia química altamente inflamable y de uso generalizado que está presente en todo el medio ambiente. Puede provocar cáncer si hay una exposición reiterada a niveles excesivamente altos. También puede dañar el sistema inmunológico y evitar que las células funcionen de manera adecuada, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los efectos de la sustancia varían en función de si la persona la inhala o la ingiere por accidente o si tiene contacto con ella en la piel o en la ropa. Los síntomas van desde mareos y ritmo cardíaco irregular hasta convulsiones y, en niveles muy altos, la muerte.

Fuente:Gente


Compartir Noticia

Comentarios