De los tres créditos ninguno irá destinado a salud.

Compartir Noticia

El Gobierno que durante los últimos días ha acusado a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), cuya mayoría parlamentaria lo tiene el Movimiento Al Socialismo (MAS) de trabar los créditos internacionales para atender la salud y reactivar la economía. En respuesta a todo ello, Otilia Choque Véliz, presidenta de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, en contacto con El Día, informó que en ninguno de los tres proyectos de Ley (PL N.°689 PL N.°730 y PL N.°731) de créditos provenientes de la CAF, Banco Mundial y el BID, respectivamente, figura que irá destinada a la salud; al contrario, todos son de reposición y pago de gastos corrientes y servicios.

“Es una gran mentira todo lo que el Gobierno dice. De acuerdo a los tres proyectos, en ninguno figura el tema de la salud y menos el pago del Bono Salud. De manera genérica menciona para atender COVID-19, pero lo que resalta es de reposición de lo gastado”, mencionó.

Una situación confusa. Los proyectos de ley mencionados se detallan así: el PL N.° 689 se refiere a un financiamiento de USD 54 millones de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) del Banco Mundial (BM) y un préstamo de hasta USD 200 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, también del BM.

En la víspera, el viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, manifestó que todos son para atender la emergencia sanitaria por el COVID-19. Y en el caso específico de los dos créditos del Banco Mundial, mencionó que esos recursos irán destinados a proyectos de redes de protección social para la crisis por la pandemia. 

La diputada Choque respondió que se trata de un solo proyecto de ley y mencionó que es para reponer los tres bonos que ya fueron pagados con anterioridad, con un préstamo interno del Banco Central de Bolivia (BCB) y para pago de sueldos del sistema público. “Se podría entender que van a devolver los recursos que el BCB ha desembolsado, o al menos tendría que ser así, pero el proyecto de ley no explica”, enfatizó.

El otro proyecto de Ley N.°730 se refiere a un préstamo de hasta USD 350 millones de dólares con la CAF, según el Gobierno es para el programa de “línea de crédito contingente de apoyo anticíclico para la emergencia generada por el COVID-19”. Según Choque, eso es lo que el viceministro Quiroga ha informado públicamente, pero el proyecto de ley justifica que dicho crédito es también para pago de sueldos, al igual que los recursos del Banco Mundial, y pago de servicios básicos (luz, agua e internet).

“Incluso nos han mencionado que tienen una fuerte deuda con las empresas o cooperativas que prestan esos servicios, incluso han mencionado que se debe, en el caso de energía eléctrica, desde el mes enero, cuando todavía no había la cuarentena. ¿Cómo puede ser eso?”, cuestionó la diputada. 

El tercer proyecto de crédito. Y el Proyecto de Ley N.°731 que consiste en un préstamo de hasta USD 450 millones de dólares del Bando Interamericano de Desarrollo (BID). El Gobierno ha mencionado ante los medios de comunicación que es para “el apoyo a poblaciones vulnerables afectadas por el coronavirus”.

Según la presidenta de la Comisión de Planificación, esa mención no existe en el proyecto de ley, al contrario, será destinado para el pago de la Renta Dignidad y el pago de Canasta Familiar. 

“Entonces, cuando dicen otra cosa ante los medios y no justifican en papeles nada de ello, obviamente que genera desconfianza. Se puede entender, por ejemplo, que otra vez van a volver a pagar la Canasta Familiar. Entonces, en ningún momento se menciona que el destino es para apoyar directamente el tema salud y menos para el pago del Bono Salud”, enfatizó

A pesar de ello, el viceministro Quiroga, en los últimos días, ha recalcado que el objetivo de acceder a esos créditos es proporcionar el apoyo económico temporal a los hogares más empobrecidos del país que están afectados por la pandemia y accedan al Bono de Salud, de Bs500, para beneficiar a los sectores más vulnerables.

Choque, señaló que su intención no es trabar la aprobación de los créditos, sino asumir con transparencia y responsabilidad el destino de esos recursos. Además, indicó que las interrogantes, tal como se quedó en la reunión con el Gobierno el pasado lunes, ya fueron remitidas al Ejecutivo. Ni bien tengan la respuesta y los argumentos que justifiquen el destino de los empréstitos, inmediatamente llevarán delante el tratamiento en la mencionada Comisión.

215 Millones de USD
Solamente se requerirían para pagar el Bono Salud.


Compartir Noticia

Comentarios