Jessica Jordan sigue militando en el MAS con bajo perfil; se prepara para contrademandar.

Compartir Noticia

Desde este miércoles, el nombre de Jéssica Jordan -excandidata a Gobernadora de Beni y ex cónsul de Bolivia en Nueva York – volvió a sonar en la palestra pública tras tres años de mantener un perfil bajo fuera de la arena política. La reaparición de la también exmiss Bolivia se debe a causa de una denuncia por enriquecimiento ilícito y falsedad en declaración jurada que fue presentada en fecha 5 de diciembre de 2019 por Romina Melgar Semo, pero que por la pandemia se llegó a presentar al Órgano Judicial en fecha 23 de julio de 2020. 

Jordan desvirtúa la demanda en su contra y dice que esta es una persecución política. Además, confirmó que este miércoles realizó una demanda disciplinaria contra Martha Mejía, fiscal de distrito de Beni, por emitir opiniones que mellan contra su imagen y comprometen las respectivas investigaciones del caso. «Se me está juzgando antes de comprobar», agregó Jordan. 

La excandidata por el MAS actualmente se dedica a su rol de madre y apoya a su madre en la administración de sus estancias ganaderas en Beni. 

-¿Cómo la toma este asunto de la denuncia por enriquecimiento ilícito y de falsedad en declaración jurada?

Una persona que no conozco y que nunca he visto me ha hecho la denuncia. Ella se llama Romina Melgar Semo, quien me denuncia por enriquecimiento ilícito y falsedad en mi declaración jurada. Eso sin presentar pruebas, ni nada. Yo me apersoné, al igual que mi madre, ya que la acusación era para ambas. En ese entonces hicimos la entrega de la documentación de las declaraciones juradas. Mi mamá es ganadera desde hace muchos años y sus estancias son registradas desde 1993. Con todo ese respaldo y la investigación que hizo el Ministerio Público, no encuentran indicios para imputarme por enriquecimiento ilícito. Sin embargo, la fiscal de distrito, según medios escritos de Beni y de otros departamentos, declara que yo no pude probar cómo logré incrementar mi patrimonio en tan poco tiempo. Eso violenta mis derechos constitucionales, mi honra y la presunción de inocencia. 

-¿Cuál era la observación que hace la Fiscalía entonces para mantener una postura en su contra?

Dice que yo declaro un terreno mío que es de otra persona. Sin embargo, yo sí presenté la documentación que demuestra que ese terreno era mío, pero que yo lo vendí a una tercera persona. Esa declaración jurada fue realizada en 2014 y desde que lo vendí nunca más lo declaré. La persona que lo compró el terreno perfeccionó sus derechos propietarios en 2016. Sin embargo, me imputan por un terreno que ya no es mío. 

-¿Su patrimonio disminuyó o creció de 2010 hasta 2017, periodo en que estuvo activa como política del MAS?

Disminuyó en lugar de aumentarse. Eso se debió a una serie de decisiones económicas que hice de manera incorrecta. 

-Se ha dicho que vas a presentar una denuncia penal contra la fiscal de distrito Martha Mejía. ¿por qué?

Ayer, por la vía penal, he realizado una denuncia disciplinaria en contra de la fiscal de distrito de Beni, Martha Mejía. La denuncia está respaldada por la ley orgánica del Ministerio Público, artículo 120 y 121: «difundir por cualquier medio, información que lesione derechos reconocidos constitucionalmente a favor de los sujetos procesales o de la víctima. La inobservancia del deber de excusarse, a sabiendas de que concurre alguna de las causales de excusa. Revelar o publicar hechos o datos conocidos en el ejercicio de sus funciones que comprometan la investigación».

¿Usted conoce a la fiscal de distrito Martha Mejía?

No, no la conozco. Nunca he conversado con ella. 

-¿Por qué denuncia una persecución política?

Porque son desproporcionadas las intervenciones de la fiscal de distrito sobre el caso. Me siento con mis derechos vulnerados, directamente me están condenando. Además, hay otro ministerio que se está apersonando a este caso. Debo aclarar, que en los cargos que ocupé en mi trabajo con el Estado, nunca manejé proyectos u obras. Nunca tuve acceso a los delitos de los que se me acusa. No hay evidencia de que yo haya afectado al Estado.  

-¿Qué ha estado haciendo todo este tiempo fuera del ojo público?

Me dedico a la crianza de mi hija Valentina y ayudo a mi madre en la administración de sus estancias. Además, estaba viendo el registro de una fundación, Corazón Valiente, de seguridad alimentaria y formación de líderes, pero con esta denuncia voy a tener que concentrar mis esfuerzos en defenderme.

-¿Qué la movió a entrar en política y qué la impulsó a dejarla?

Mi impulso fue ayudar a Beni y mi salida de la política se debió a dedicar tiempo a mi familia. 

-¿Pensa volver a ser candidata de algo en la política?

La política para mí es un tema muy oscuro, ya que fui duramente atacada. A mí no me gustó, no me gusta. Lo único que me gustó fue poder ayudar y conocer a gente, que ahora me está colaborando por este caso que enfrento. Además mi hija es producto de esta faceta, porque en ella conocí al padre de Valentina. No descarto por completo volver a la política, pero este rol es para personas que no tienen nada que perder. Y yo tengo a mi hija.  


Compartir Noticia

Comentarios