Personal de salud no volverá a Caranavi hasta que tenga las debidas garantías.

Compartir Noticia

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, afirmó el viernes que los médicos y el personal de salud no volverán al municipio paceño de Caranavi, hasta que la población no les ofrezca garantías para vivir y desarrollar sus labores en esa región.

«(El personal de salud) no va a volver mientras no se les dé las garantías, mientras la gente no garantice la vida de los profesionales de la salud y eso estamos esperando», afirmó Arias, durante una entrevista en la red Bolivisión.

La noche del martes, vecinos de Caranavi agredieron y desalojaron de un hostal a un grupo de médicos y enfermeras, donde estaban aislados, por haber estado en contacto con dos personas que dieron positivo al coronavirus.

«Un grupo de vándalos han ido a querer quemar el área de aislamiento, donde estaban los doctores protegiéndose para no contaminar al pueblo, pero además para no contaminar las casas donde ellos se alojan», aseguró el Ministro.

Ante esto, los galenos fueron evacuados y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz ordenó el repliegue de los salubristas, ante la falta de garantías del personal.

Hasta la fecha, en la población de Caranavi se reportaron dos casos positivos de COVID-19.

Tras la salida de los salubristas del municipio, los dirigentes vecinales pidieron disculpas por lo ocurrido y ofrecieron garantías para que puedan continuar con la atención de los enfermos. Asimismo, ofrecieron seguridad y la coordinación con las autoridades municipales.

En ese sentido, Arias insistió en que el personal sanitario no volverá a la población hasta que no se garantice su vida.

La autoridad recordó que, ahora, los médicos, el personal de salud y otros trabajadores del Hospital de Caranavi fueron internados en el Centro de Aislamiento de La Paz y están en observación, bajo la sospechosa de que se contagiaron con el virus.

Tomado de ABI

Compartir Noticia

Comentarios