El brasileño que provocó la explosión en la cárcel de Mocoví es condenado a 30 años.

Compartir Noticia

La justicia beniana condenó a 30 años de cárcel al brasileño que detonó una granada de guerra en la cárcel de Mocoví, provocando la muerte de 2 personas y heridas a 32, informó este jueves una fuente de la fiscalía regional.

El brasileño Lucas Resendi Saraiva, que cumplía  10 años de prisión por delitos del narcotráfico en el penal de Trinidad, Beni (a 597 km de La Paz) es miembro del Primer Comando de la Capital (PCC), el grupo de traficantes de Brasil, según las autoridades bolivianas.

Resendi Saraiva «solicitó un procedimiento (judicial)  abreviado firmando un acuerdo legal de privación de libertad de 30 años sin derecho a indulto», dijo la fiscal de esa región, Martha Mejía.

El brasileño, que cumplirá su condena en la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz (este) lanzó el lunes pasado una granada de guerra contra Mauricio Rosales, de 35 años, que purgaba cárcel por asesinato, en el marco de una pugna por el control de la penitenciaría, según Mejía.


Compartir Noticia

Comentarios