Anemia en la sangre.

Compartir Noticia

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene una cantidad de glóbulos rojos inferior a la normal. Los glóbulos rojos contienen una proteína, la hemoglobina, que se encarga de transportar a todos los rincones del organismo el oxígeno que nuestras células necesitan para su buen funcionamiento.

Conociendo más
Para diagnosticar la anemia es necesario realizar un examen de sangre para evaluar la cantidad de glóbulos rojos y de hemoglobina, siendo normalmente un indicador de anemia cuando los valores de hemoglobina están por debajo de 12 g/dL en el caso de las mujeres y 14 g/dL en los hombres.
La hemoglobina es rica en hierro, que confiere su característico color rojo a la sangre, y lo obtenemos de una variedad de alimentos. En condiciones normales, los glóbulos rojos tienen un ciclo vital de alrededor de 120 días y la médula espinal los produce de forma constante para reemplazarlos, junto con otras células de la sangre.
Sin embargo, la concentración de hemoglobina no es el único parámetro para diagnosticar la anemia, siendo normalmente solicitados otros exámenes para identificar la causa de que la hemoglobina esté baja e iniciar el tratamiento más adecuado.
Como la anemia por deficiencia de hierro es la más común, el médico comienza por evaluar la cantidad de ferritina en la sangre, ya que cuando esta sustancia está en poca cantidad significa que existe poco hierro en el organismo. Cuanto más bajo sea el nivel de ferritina, incluso dentro del rango “normal”, lo más probable es que el paciente no tenga suficiente hierro.
Existen distintos tipos de anemia que se detectan con estudios
La anemia es una enfermedad de la sangre que puede ser grave
Para diagnosticar la anemia es necesario realizar un examen de sangre

ElPaís.


Compartir Noticia

Comentarios